Cultura Surf en la Costa Vasca

Desde 02/07/2014 hasta 19/11/2014

 La muestra que presenta el Museo de la Industria Rialia quiere mencionar especialmente a los pioneros del surf, a quienes se iniciaron en este deporte en su juventud en la década de 1960, cuando el surf no se concebía como un deporte, sino como una ideología o forma de vida.

Portugalete, municipio histórico en el que la industrialización caló muy hondo, tuvo que adaptar su ría para hacer frente al gran crecimiento económico de la época. Así,  se construyó el muelle de hierro, obra de Evaristo Churruca que permitiría a la industria vasca importar y exportar productos y contribuir así al crecimiento de la industria del País Vasco.

Con el muelle del hierro desapareció la barra de arena y se transformó radicalmente un paisaje que hoy en día supondría un verdadero paraíso para la práctica del surf, deporte de élite en el cual los vascos son internacionalmente reconocidos; prueba de ello es la existencia de una gran industria vasca relacionada con este deporte, con factorías sobradamente conocidas, como Pukas, Styling, Seland, Watsay,  Eukaliptus...

La industria de la tabla surge gracias al impulso de quienes lucharon por lo que más les apasionaba: la práctica del surf. Eran tiempos difíciles, ya que bajo la dictadura la juventud no atravesaba fácilmente la frontera con Francia, que era el lugar más próximo donde adquirir tablas. Así pues, se las tuvieron que ingeniar para crear las suyas propias.

Los impulsores de la industria de la tabla se encontraron con dos problemas: el desconocimiento de la técnica y la falta de materiales.

 En los años 70 los primeros turistas australianos, americanos e ingleses, que en sus surf–safaris se acercaban a nuestras costas, se dieron cuenta del fuerte potencial de las playas vascas, descubrieron las olas de Mundaka, Zarauz, Sopelana y Bakio y comenzaron a prolongar sus estancias. Su presencia en nuestras costas permitió a la juventud vasca conocer las técnicas de fabricación de tablas y embarcarse en sus proyectos industriales.

Otro de los problemas con los que se encontró esta industria en los años 70 y 80 fue la obtención de la materia prima para su desarrollo. Gracias a la relación con los surfistas extranjeros, pudieron conocer a diferentes proveedores y así obtener dicha materia: los foanes. Este material por aquel entones se importaba de Australia y Estados Unidos  en grandes contenedores que se acercaban a nuestras costas y sobre todo a la vizcaína, gracias a la construcción del muelle de Churruca.

La exposición Cultura surf en la Costa Vasca pretende reflejar la historia de la industria de la tabla vasca, internacionalmente reconocida y directamente relacionada con la lucha de los pioneros por practicar un surf ideológico, con el cual consiguieron el reconocimiento como deporte, que actualmente cuenta con el apoyo institucional de la Federación de Surf de Euskal Herria, las federaciones vizcaína y guipuzcoana y  medios de comunicación como 3Sesenta o Surfer Rule. Todo esto ha permitido que el surf vasco sea internacionalmente reconocido.

Por otro lado, no podemos dejar de mencionar otras empresas paralelas, como las de neoprenos para la práctica del surf. En España actualmente la única que los fabrica es Seland, cuya sede se encuentra en Sopelana.

José Antonio Ariño Uriante
1981
Rialia Museo de la Industria
2014
Rialia Museo de la Industria
2014
Rialia Museo de la Industria
2014
Rialia Museo de la Industria
2014
Rialia Museo de la Industria
2014
Rialia Museo de la Industria
2014
Rialia Museo de la Industria
2014
AdjuntoTamaño
cartel_cultura_surf_2014.jpg1008.92 KB